6 AÑOS DE CRÓNICAS EN ‘CATALIBANES’ 

Terminología


«De todos los monopolios de que disfruta el Estado ninguno será tan crucial
como su monopolio sobre la definición de las palabras. El arma esencial
para el control político será el diccionario».
Iósif Stalin (1878-1953).


Como todo movimiento totalitario hace, el nacionalismo catalán ha acuñado un lenguaje propio para configurar una realidad ficticia, burda y maniquea: mediante la subversión del significado de las palabras en unos casos (patriota, democracia, libertad), y la invención de neologismos en otros. Un caudal de términos y expresiones que a diario vuelca en el imaginario colectivo ―en nuestra mente, el nombre crea la cosa―, con abundancia de apelaciones a la emotividad y al instinto de pertenencia al grupo, uno de los más primarios del hombre.






 A 
Agressió a Catalunya (‘agresión a Cataluña’): todo precepto legal o resolución judicial que obligue a la Generalidad al cumplimiento de la Constitución (sentencias del Tribunal Supremo sobre la inmersión lingüística, Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad de la Enseñanza, sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña, etc.), así como también toda aquella decisión gubernamental contraria a los intereses del régimen nacionalista.
Ajudes al català (‘ayudas al catalán’): título eufemístico de las partidas presupuestarias que, desde hace décadas, la Generalidad de Cataluña viene destinando a subvencionar los medios de comunicación ideológicamente afines.
Alliberament nacional (‘liberación nacional’): eufemismo de proceso secesionista. SINÓNIMO: emancipació nacional (‘emancipación nacional’). ANTÓNIMO: esclavitut (‘esclavitud’).
Atac al català (‘ataque al catalán’): toda ley o sentencia judicial dirigida a garantizar el bilingüismo, la igualdad de uso entre el catalán y el español, y el respeto a los derechos y libertades constitucionales de los castellanohablantes en Cataluña.
Autoodi (‘auto-odio’): cuadro clínico de aversión hacia los orígenes propios achacado a los catalanes que disienten del nacionalismo o, simplemente, se expresan de manera habitual en español.

 B 
Traducción: ‘Fuera botiflers
de los Países Catalanes’
Banalització del nazisme (‘banalización del nazismo’): acusación contra quienes, públicamente, señalan presuntas coincidencias entre las tácticas de propaganda y actuación del nacionalismo catalán (formación de mosaicos humanos, desfiles nocturnos con antorchas, politización del deporte, culto a la simbología, apelación a los instintos primarios y a la emotividad de las masas, dogmatismo, victimismo, maniqueísmo, etnicismo, tribalización de la sociedad, apropiación del concepto de patria, criminalización de los disidentes señalándoles como enemigos del pueblo, adoctrinamiento escolar, ideologización de la infancia, adulteración de la historia, forja de una mitología a conveniencia, manipulación informativa, control de los medios de comunicación, conculcación de derechos y libertades, desacato de la legalidad y de las decisiones judiciales, destrucción del Estado desde dentro tras servirse de las urnas para conquistar el poder, imperialismo, anexión de territorios incluidos en la fabulación bautizada con el nombre de Països Catalans) y las del tristemente célebre totalitarismo alemán del siglo XX.
Blindar competències (‘blindar competencias’): dejar sin efecto la Constitución en Cataluña en áreas fundamentales para el nacionalismo: principalmente, el sistema educativo y la lengua.
Botifler (sin traducción): traidor, colaboracionista, vendido. Aunque no existe unanimidad sobre su etimología, la teoría más extendida apunta a que el término provendría de la expresión en francés beauté fleur (‘bella flor’) ―en referencia a la flor de lis del blasón de la dinastía Borbón― con que se denominaba a los partidarios de Felipe V durante la Guerra de Sucesión Española (1701-1713). SINÓNIMOS: renegat (‘renegado’), fals català (‘falso catalán’), castellà assimilat (‘castellano asimilado’). ANTÓNIMOS: català de debó, patriota.
Brunete mediàtica (‘Brunete mediática’): conjunto de medios de comunicación ―principalmente, los radicados en Madrid― críticos con el separatismo. Dentro del lenguaje guerracivilista y provocador del secesionismo, hace referencia a la célebre y ya desaparecida División Acorazada Brunete.

 C 
Catalanoespanyol (‘catalanoespañol’): palabra compuesta, de reciente acuñación, para designar a los naturales de Cataluña no adscritos al separatismo u originarios de otra región de España.
Català de debó (‘catalán auténtico’): natural de Cataluña que es, además, de ideología secesionista. SINÓNIMO: bon català (‘buen catalán’). ANTÓNIMOS: botifler, colaboracionista, traïdor (‘traidor’), fals català (‘falso catalán’), castellà assimilat (‘castellano asimilado’).
Catalanofòbia (‘catalanofobia’): odio hacia Cataluña y hacia los catalanes achacado tanto a las personas como a los medios de comunicación y los partidos políticos contrarios al secesionismo.
Catalunya del Nord (‘Cataluña del Norte’): departamento número 66 de Francia: los Pirineos Orientales (‘Pyrénées-Orientales’), formado por el Rosellón y La Fenolleda, que el secesionismo reivindica como parte de la nación catalana.
Caverna (=): forma ultrajante de referirse a los opositores y contrarios a la secesión de Cataluña.
Quienes realizan marchas nocturnas con antorchas, como trogloditas, llaman caverna al prójimo (Tárrega, 10-09-2012)

Cohesió social (‘cohesión social’): estado idílico de convivencia que según el movimiento separatista, curiosamente, sólo es alcanzable excluyendo de la enseñanza la lengua materna de más de la mitad de la población de Cataluña: el español.
Construcció nacional (‘construcción nacional’): proceso por el cual la Generalidad de Cataluña va dotándose de estructuras administrativas (policía, embajadas, cuerpo diplomático, administración de justicia, agencia tributaria, servicio de inteligencia, lotería, banca pública, etc.) propias de un Estado.

 D 
Democràcia (‘democracia’): todo lo que contradiga o cuestione los dogmas del movimiento separatista es antidemocrático, así de simple.
Demofòbia (‘demofobia’): supuesta aversión a la democracia que imputan a los españoles libres de nacionalismo.
Dependentista (=): empleado con ánimo denigrante como antónimo de independentista.
Desconnexió (‘desconexión’): este término cuidadosamente escogido por los diseñadores de la neolengua nacionalista, no solamente edulcora el concepto de secesión (de un territorio, de una nación), al cual así renombra, sino que además sugiere y lleva a presuponer la existencía previa de dos entes bien diferenciados (Cataluña y España) que se vincularon entre sí, que se conectaron, en algún punto del pasado.
Diàleg amb Madrid (‘diálogo con Madrid’): cada uno de los paquetes de cesiones del Gobierno a los nacionalistas desde el comienzo de la Transición hasta hoy, a cambio de que estos simulen aplacar su ansias durante una temporada.
Diluir Catalunya (‘diluir Cataluña’): dícese del tratamiento igualitario dispensado por el Estado a las Comunidades autónomas, que no contempla privilegios ni una fórmula diferenciada para la región catalana.
Discurs de la por (‘discurso del miedo’): conjunto de informaciones y análisis sobre las consecuencias negativas que la secesión de Cataluña acarrearía a sus habitantes a nivel económico, social, político y comunitario.
Dret a decidir (‘derecho a decidir’): engañoso eufemismo acuñado bajo el gobierno de Artur Mas. El 17 de septiembre de 2013, Agustí Colomines, ex director de la Fundació CatDem, que está vinculada a Convergència Democràtica de Catalunya (partido integrante de la federación CiU), reconoció a la audiencia lo siguiente en el transcurso de una tertulia en el canal local de televisión de Barcelona BTV:
«Eso del “derecho a decidir” es una chorrada que nos inventamos para no decir lo que es, que es “derecho de autodeterminación”; y punto y pelota».
En una entrevista concedida a La Gaceta el 18 de octubre de 2015, el propio Santiago Espot, presidente de la organización Catalunya Acció (‘Catalunya Acción’), que él mismo define como «independentista radical», criticó duramente el recurso sistemático a este lenguaje «con multitud de eufemismos, fórmulas para no llamar a las cosas por su nombre»:
«Derecho a decidir. Eso no está en ningún diccionario de ciencia política. Fue Agustí Colomines, un intelectual próximo a Convergència, el que se inventó el término».
Y a continuación arremetió también contra la creciente utilización de otro término en boga, desconexió:
«O desconexión, que está de moda ahora, para evitar hablar de romper. La independencia de Cataluña no es un enchufe. En general, todo el discurso de la Revolució dels somriures (Revolución de las sonrisas) está plagado de eufemismos».
DUI (=): siglas de declaració unilateral d'independència (‘declaración unilateral de independencia’).

 E 
Eixamplar la base social (‘ampliar la base social’): consigna de los ayatolás para aumentar el número de adeptos o timados con lo de la independència, mediante la propaganda y el adoctrinamiento escolar principalmente.
Emancipació nacional (‘emancipación nacional’): sinónimo de secesión, empleado por el presidente Artur Mas en la carta que, en diciembre de 2013, envió (en inglés) a los principales líderes europeos para recabar su apoyo. Ocho décadas antes, en 1935, el líder revolucionario Andreu Nin (secretario general del POUM y de la CNT, y Consejero de Justicia de la Generalidad de Cataluña en 1936) había incluido esa expresión en el título de su libro Els moviments d’emancipació nacional (‘Los movimientos de emancipación nacional’), un análisis sobre la postura del marxismo ante la cuestión de lo que él —en la Introducción de la obra— denominó «nacionalidades oprimidas».
Encaix de Catalunya (‘encaje de Cataluña’): montaje urdido por oligarcas ventajistas para justificar la constante reclamación de privilegios y de reformas políticas al gusto. Consiste en presentar a Cataluña como una entidad ajena y antinaturalmente incorporada a España en algún momento de su historia que, pese a los esfuerzos de generaciones de bienintencionados políticos catalanes, sigue sin hallar definitivo acomodo en la nación debido a supuestas e insalvables brechas intelectuales y culturales.
Cartel propagandístico de CiU, de
2013, con el eslogan: ‘La España
subsidiada vive a costa de la
Cataluña productiva’
Esclavitut (‘esclavitut’): sometimiento de Cataluña al yugo expoliador de España desde su supuesta colonización, en 1714. SINÓNIMOS: alliberament nacional (‘liberación nacional’), emancipació nacional (‘emancipación nacional’), llibertat (‘libertad’).
Espanyolista (‘españolista’): nacionalista espanyol.
Espoli (‘expolio’): supuesto desfase entre el dinero que los habitantes de Cataluña aportan al erario público a través de los impuestos, y el que revierte en la región en forma de servicios e inversiones del Estado. Obviando el hecho de que en realidad no contribuyen los territorios sino las personas, para la construcción de este agravio artificial o bulo el movimiento separatista realiza un cálculo torticero e interesado de las balanzas fiscales, donde, por ejemplo, no se incluye el coste de todas aquellas infraestructuras públicas que benefician al conjunto de la población, también a la población catalana, aunque no estén en suelo catalán (Tribunal Supremo, Audiencia Nacional, bases militares y acuartelamientos del Ejército, ministerios, aduanas, Banco de España, etc.); al tiempo que contabiliza como tributos pagados «por Cataluña» impuestos que se recaudan en el resto de España, como el IVA abonado en la adquisición de productos catalanes (muchos de estos, manufacturados además por multinacionales extranjeras, como: Nestlé, Bayer, Novartis, Audi, Volkswagen, Henkel, Danone, Granini, Schnider Electric, Nissan, H&M, Unilever y otras). SINÓNIMOS: robatori (‘robo’), saqueig (‘saqueo’).
Antiguo rótulo de estanco que todavía
se conserva en la ciudad de Málaga
Estanquera (=): forma despectiva para referirse a la bandera de España; alude a la característica enseña nacional que, hasta hace unos años, exhibían en su rotulación las expendedurías de tabaco.
Estat plurinacional (‘Estado plurinacional’): definición de España sustentada en la rocambolesca tesis de que esta no es en realidad una nación, sino una entidad política que aglutina a cuatro naciones bien diferenciadas entre sí y cuyas fronteras estarían delimitadas por el ámbito lingüístico de cada una de ellas: la nación gallega, la nación vasca (Navarra incluida), la nación catalana (los Países Catalanes) y la nación castellana (todo lo demás).
Estelada (‘estrellada’): adaptación de la bandera de la Corona de Aragón (Señal Real, tradicionalmente conocida como Barras de Aragón) con una estrella (estel, en catalán) dentro de un triángulo en uno de sus lados, que los separatistas han adoptado como símbolo de su movimiento político. Dentro de esa retórica ridículamente épica que emplean, la definen como una «bandera de combate». Su diseño se atribuye a Vicenç Albert Ballester i Camps (1872-1938), quien se habría inspirado en la bandera de Cuba empujado por la admiración que profesaba a la insurrección independentista que el país caribeño protagonizó contra los españoles. Activista político y marino de profesión, Ballester i Camps solía firmar como «VICIME», acrónimo de «Visca la Independència de Catalunya i Mori Espanya» (‘Viva la independencia de Cataluña y muera España’).
Exportació (‘exportación’): precisamente porque el Diccionario del Institut d'Estudis Catalans (‘Instituto de Estudios Catalanes’) define el verbo exportar como: «transportar y vender (bienes y servicios) a un país extranjero», es por lo que los nacionalistas utilizan este término para referirse a la parte de producción que el resto de España compra a las empresas con sede social en Cataluña.

 F 
Fatxerio (‘facherío’): de acuerdo con su visión simplista y dicotómica del mundo, conjunto de los desafectos a la causa separatista.
Feixista (‘fascista’): toda persona, institución, entidad o ley contraria a la secesión de Cataluña.
Fet diferencial (‘hecho diferencial’): intercambiable por la expresión singularidad catalana. Concepto extensamente cultivado por Jordi Pujol durante su periodo al frente de la Generalidad (1980-2003), consistente en presentar Cataluña como algo distinto ―e incluso ajeno― al resto de España, y merecedora por tanto de privilegios y un trato especial.
FLA (=): siglas de Fondo de Liquidez Autonómica, invento creado en julio de 2012 por el Ejecutivo de Mariano Rajoy para “premiar” a las Comunidades autónomas deficitarias rescatándolas (mediante una línea de crédito a bajo interés) en lugar de exigirles severamente austeridad, o de recuperar para el Gobierno aquellas competencias que estas demostraron ser incapaces de gestionar. Desde su entrada en funcionamiento hasta agosto de 2014, Cataluña había sido la región más beneficiada de todas las adheridas a este mecanismo financiero: 23.300 millones de euros recibidos, el 43% de los fondos.
Forces d’ocupació (‘fuerzas de ocupación’): efectivos de la Policía Nacional, Guardia Civil y otros cuerpos del Ejército, que cumplen su servicio en Cataluña.

 G 
Agustina de Aragón (1786-1857), catalana
nacida en Barcelona, que se distinguió
luchando heroicamente en la Guerra
de la Independencia Española
(pintura de Augusto Ferrer-Dalmau)
Guerra del Francès (‘Guerra del Francés’): nombre dado por los nacionalistas a los episodios de la Guerra de la Independencia Española (1808-1814) librados en suelo catalán contra el invasor napoleónico, para timar a los incautos simulando que fue una contienda distinta y totalmente ajena a esta.

 I 
Inadaptat social (‘inadaptado social’): en cualquier país se considera adaptado a todo aquel ciudadano respetuoso con las leyes ―puede existir inadaptación incluso entre la población autóctona, en individuos que incumplen la legalidad y delinquen: son inadaptados sociales―. Pero el movimiento separatista ha adulterado la significación del término para estigmatizar a la disidencia y tacha de inadaptado a los residentes en Cataluña de origen foráneo que siguen sin hacer del catalán su lengua habitual ni del nacionalismo, su credo. SINÓNIMOS: colon (‘colono’), invasor (‘invasor’), colonitzador (‘colonizador’). ANTÓNIMO: integrat (‘integrado’).
Inmersió lingüística (‘inmersión lingüística’): sistema educativo consistente en la inconstitucional exclusión del español como lengua vehicular de la enseñanza, ideado y aplicado por políticos que llevan a sus hijos a caros colegios bilingües para librarles del monolingüismo en catalán que imponen a los hijos de los demás.
Inmigrant (‘inmigrante’): término aplicado por igual a los extranjeros y a quienes proceden de otras regiones de España, cuando en realidad en el segundo caso son personas que han cambiado de lugar de residencia dentro de su propio país.
Inmovilisme (‘inmovilismo’): actitud de la que se acusa al Gobierno de España cuando no cede a las exigencias, presiones o chantajes del nacionalismo. Tal acusación suelen lanzarla tanto separatistas, como partidos de ámbito nacional en la oposición y su círculo de periodistas ideológicamente afines para atacar a quien gobierna.
Integració (‘integración’): eufemismo de sometimiento.
Invasor (=): inmigrante no nacionalista. SINÓNIMOS: colon (‘colono’), inadaptat social (‘inadaptado social’), ocupant (‘ocupante’). ANTÓNIMO: integrat (‘integrado’).

 J 
Mosaico humano en el Concierto por la Libertad,
celebrado el 29-06-2013 en el estadio del Barça
Joc brut (‘juego sucio’): investigaciones policiales y periodísticas que destapan las multimillonarias tramas de corrupción de la casta política nacionalista.

 L 
Llei catalana (‘Ley catalana’): conjunto de normas emanadas del Parlamento autonómico de Cataluña y únicas legítimas según el movimiento separatista, aun cuando estas, y especialmente cuando estas, contravengan leyes de mayor rango en la jerarquía normativa, como Leyes Orgánicas o incluso la misma Constitución española (porque los diputados nacionalistas de la Cámara regional hayan legislado sobrepasando el ámbito de las competencias autonómicas).
Llibertat (‘libertad’): secesión. SINÓNIMO: emancipació nacional (‘emancipación nacional’). ANTÓNIMO: esclavitut (‘esclavitud’).

 M 
Mandat democràtic (‘mandato democrático’): intento de justificación del golpismo con las urnas. Expresión del antidemocrático propósito de violentar la Constitución y la legalidad escudándose en la torticera interpretación de resultados electorales locales. Esta biensonante coartada conceptual, propia de la era Mas, y esgrimida profusamente por líderes separatistas y dirigentes de las organizaciones de la autodenominada «sociedad civil», alcanza su apoteosis el 27 de octubre de 2015, con la presentación en la mesa del Parlamento autonómico de Cataluña por Junts pel Sí y Candidatura de Unidad Popular (CUP) de una propuesta de resolución para iniciar un proceso de secesión del resto de España, donde, en apenas dos páginas, esta frase aparece hasta en tres ocasiones:
«De acuerdo con el mandato democrático obtenido el 27 de septiembre, los grupos parlamentarios abajo firmantes presentan esta propuesta de resolución. […] El Parlamento de Cataluña: PRIMERO.- Constata que el mandato democrático obtenido en las pasada elecciones del 27 de septiembre de 2015 se basa en una mayoría de escaños de las fuerzas parlamantarias con el objetivo de convertir a Cataluña en un estado [sic] independiente y con una amplia mayoría soberanista en votos y escaños que apuesta por la apertura de un proceso constituyente no subordinado. […] NOVENO.- Declara la voluntad de inicio de negociaciones para hacer efectivo el mandato democrático de creación de una estado [sic] catalán independiente en forma de república y, asimismo, lo pone en conocimiento del Estado español, de la Unión Europea y del conjunto de la comunidad internacional».
Mesetari (‘mesetario’): calificativo empleado con ánimo despectivo por los nacionalistas, para quienes la árida planicie castellana constituye una perfecta alegoría del páramo intelectual y cultural en que según ellos viven los pobladores del resto de España.
Metròpoli (‘metrópoli’): Madrid respecto de Cataluña, su supuesta colonia.
1714 (=): número cargado de simbolismo por ser el del año de la toma de Barcelona por las tropas borbónicas en la Guerra de Sucesión, y que la tergiversación nacionalista de la Historia presenta como la fecha del fin de la independencia de Cataluña y comienzo de su supuesta colonización a manos de España.

 N 
Nació Catalana (‘nación catalana’): Països Catalans.
Nacionalconstitucionalista (=): nueva vuelta de tuerca a la semántica en el afán por acuñar denominaciones denigrantes para los disidentes. Este término en concreto, una palabra compuesta, introduce una raíz que alude al imaginario nacionalismo español inventado como enemigo por el movimiento separatista.
Nacionalista espanyol (‘nacionalista español’): apelativo descalificativo destinado a amedrentar y acomplejar a quienes piensan diferente. Porque el movimiento separatista realiza una curiosa distinción entre nacionalismos “buenos” y “malos”, que Víctor Alexandre explicó el 12 de diciembre de 2015 en el diario Nació Digital, dentro de un artículo titulado «Juan Carlos Girauta se confiesa»:
«Me parece que no hace falta repetirlo, pero digámoslo una vez más: una cosa es el nacionalismo expansivo, colonizador y avasallador de pueblos, como el español, y otro el defensivo, de salvaguardia, de supervivencia, como el catalán. El primero, ciertamente es destructivo, porque se reafirma por medio de la dominación de otros pueblos negándoles la identidad y el derecho de decidir por sí mismos. El segundo, en cambio, está obligado a defenderse porque si no lo hace desaparece. Es decir, nada que ver el uno con el otro».
Acerca de los propósitos expansionistas y anexionistas de su gente sobre la Comunidad Valenciana, Baleares, Aragón y los otros territorios, e ilustrados desde hace décadas en el archiconocido mapa de los Países Catalanes, Alexandre no mencionó nada. SINÓNIMOS: espanyolista (‘españolista’), feixista (‘fascista’), imperialista, colonialista.
Negacionista (=): quien, mediante datos rigurosos, desmonta la falsedad de los agravios históricos esgrimidos por los separatistas en su discurso victimista.
Normalització lingüística (‘normalización lingüística’): proceso de erradicación del español de la sociedad (iniciado en la enseñanza, las Administraciones, y los medios de comunicación públicos y los subvencionados) para su sustitución por un monolingüismo en catalán.
Nou català (‘nuevo catalán’): forastero que ha superado su enojosa condición de inmigrante adoptando las señas de identidad nacionalistas (credo, bandera, tradiciones... pero en especial, la lengua catalana).

 O 
Observador internacional (=): en el espacio de un año y medio, las más activas y mejor subvencionadas organizaciones separatistas promovieron, en varias oleadas, una serie de referéndums extraoficiales sobre la secesión en los municipios catalanes (sometiendo a consulta la pregunta: «¿Está de acuerdo con que Cataluña devenga un Estado de derecho, independiente, democrático y social, integrado en la Unión Europea?»). El primero ―y el que mayor repercusión mediática alcanzó― tuvo lugar en Arenys de Munt (8.200 habitantes), el 13 de septiembre de 2009. El último se celebró el 10 de abril de 2011, en la ciudad de Barcelona, donde de manera insólita, los organizadores prolongaron la presencia de urnas en las calles durante cuatro meses, al tiempo que nutridos grupos de voluntarios instaban a participar abordando a los transeúntes, recorriendo numerosos domicilios particulares e incluso a través de una campaña de marketing telefónico.
Para revestir de aparente imparcialidad las convocatorias, diversos personajes de la vida pública originarios de otras regiones de España se prestaron a supervisar el desarrollo de cada jornada, en calidad de “observadores internacionales”. Algunos de ellos fueron: el lingüista madrileño Juan Carlos Moreno Cabrera, el dirigente de Batasuna Txelui Moreno (quien exclamó al respecto: «La votación es de un democrático casi insultante») y el actor asturiano Javier Gutiérrez (conocido por sus interpretaciones en las series de televisión Águila roja y Los Serrano).
Ocupants (‘ocupantes’): dentro de su delirante ficción de una Cataluña invadida y subyugada por la fuerza de las armas desde el año 1714, son el enemigo a derrotar. SINÓNIMOS: colons (‘colonos’), invasors.

 P 
País (=): de sus recuerdos cuando trabajó en el subvencionado diario Avui, la periodista Anna Grau explica lo siguiente en un artículo publicado en Crónica Global el 8 de noviembre de 2013:
«No existía España, sino “el Estado español” ―hubo quien escribió con desparpajo sobre “los ríos del Estado español”― mientras la palabra “país” se reservaba exclusivamente para Cataluña».
Història Natural dels Països Catalans,
manual sobre flora y fauna editado por
la empresa Enciclopèdia Catalana
Països Catalans (‘Países Catalanes’): Cataluña, más una extensión que en la antigüedad abarcó gran parte de los territorios pertenecientes a la Corona de Aragón, los cuales el nacionalismo reclama como propios de la nación catalana:
◦ Islas Baleares.
◦ Comunidad Valenciana.
◦ Franja oriental de Aragón.
◦ Comarca de El Carche (Murcia).
◦ Departamento de los Pirineos Orientales (Francia).
◦ Andorra.
◦ Alguer (isla de Cerdeña, Italia).
En 1876, el historiador y jurista valenciano Bienvenido Oliver y Esteller (1836-1912) acuña la expresión «Países Catalanes» (así, en español) en una obra suya: Historia del Derecho en Cataluña, Mallorca y Valencia. Código de las Costumbres de Tortosa, I. Diez años después, en 1886, José Narciso Roca y Ferreras (1834-1891), teórico del catalanismo republicano de izquierdas, utiliza la fórmula Països Catalans en un artículo que publica en el diario barcelonés L'Arch de Sant Martí.
Un mapa precursor de este concepto ―del cual no se conserva copia― apareció en el número 2 de la revista Catalonia, en 1891, con el nombre: Mapa de les terres catalanes (‘Mapa de las tierras catalanas’). Pero es en 1947 cuando, con el nombre Païssos Catalans, el partido Estat Català (fundado en 1922 por Francesc Macià) edita el que es considerado primer mapa de los Países Catalanes, más como concepto político que como referencia cultural.
Patriota (=): secesionista; es decir, designa justamente lo contrario: a un antipatriota.
Uno de los promotores de la subversión de este significado ha sido el presidente Artur Mas, quien, en agosto de 2011, desde el Palacio de la Generalidad (minuto 1:02 del vídeo), se refirió así al recientemente fallecido Heribert Barrera en una declaración institucional dedicada a su memoria:
«Una persona que yo mismo he definido como: “maestro de patriotas”».
Jordi Pujol es otro que le recordó en similares términos ante las cámaras de TV3 (minuto 1:37):
«Fue siempre un nacionalista, un patriota. Amó al país con pasión y con generosidad. Y lo defendió con tenacidad y con mucha clarividencia».
Evidentemente Barrera no era ningún patriota, al revés: el histórico ex líder de ERC pasó toda su vida intentando desgajar nuestra nación. Y el 9 de julio de 2011, cuando participaba en una manifestación separatista en Barcelona, efectuó un llamamiento público a «boicotear» a España.
Plenitut nacional (‘Plenitud nacional’): culminación de las supuestas aspiraciones políticas y culturales del pueblo catalán que se alcanzaría en una Cataluña independiente, y que constituye el fin último de la secesión.
Persecució judicial (‘Persecución judicial’): enésima revisita del victimismo más cínico, o del peor cinismo victimista, para denominar el procesamiento de cargos públicos por violentar la legalidad y desobedecer decisiones de los tribunales.

 Q 
Quintacolumnista (=): aplicado, con ánimo injuriante, al residente en Cataluña contrario al separatismo. El término proviene de la época de la Guerra Civil (1936-1939), cuando organizaciones y activistas colaboraban clandestinamente desde dentro de la capital de España con las cuatro columnas del ejército franquista que avanzaban hacia el centro de la península para la toma de Madrid; a estos se les conoció como la Quinta columna. Es decir, denomina al “enemigo” infiltrado entre la propia población.

 R 
Radicalitat democràtica (‘radicalidad democrática’): chocante expresión formada por dos términos antitéticos con el que los separatistas se refieren al quebrantamiento de la legalidad y del orden constitucional en nombre de una supuesta voluntad popular. Ampliamente difundida durante el mandato de Artur Mas por políticos, organizaciones subvencionadas y medios de comunicación al servicio de la Generalidad.
Reunificació (‘reunificación’): propósito de anexión de los territorios englobados en la fantasmagoría imperialista de los Países Catalanes.
Revisionista (=): aplicado descalificativamente a quienes contraponen el rigor de la historiografía a los mitos y bulos inventados por el separatismo. El término contiene un fuerte carácter peyorativo, criminalizador incluso, en tanto que por revisionismo se conoce en la actualidad a una corriente de autores con ideología neonazi que niegan el holocausto ordenado por Hitler.
Ruc català (‘burro catalán’): raza de asnos autóctona de Cataluña, cuya figura ha sido incorporada a la simbología nacionalista en adhesivos, banderas y multitud de utensilios de uso común.
RUI (=): siglas de referèndum unilateral d'independència (‘referéndum unilateral de independencia’). Esta alternativa ha ido adquiriendo protagonismo en el discurso de los gerifaltes separatistas, conforme iban constatando la escasa o nula aceptación internacional de que gozaría una proclamación de secesión perpetrada por el Presidente de la Generalidad y el Parlamento autonómico de Cataluña (DUI) en contra de la legalidad y las instituciones democráticas españolas.

 S 
Singularitat (‘singularidad’): nebulosa e intangible categoría atribuida por la casta política a Cataluña para justificar la inacabable concesión de privilegios a esta frente a las demás regiones españolas.
Sobiranisme (‘soberanismo’): este término, de reciente acuñación, no está registrado en el Diccionario de la lengua catalana del Institut d’Estudis Catalans (2.ª edición), ni su forma traducida lo estaba tampoco en el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española (22.ª edición) en el momento de escribir estas líneas, y es ampliamente utilizado como sinónimo biensonante de secesionismo.
Societat civil (‘sociedad civil’): entramado de organizaciones y plataformas, directa o indirectamente subvencionadas, que promueven acciones coordinadas con los objetivos e intereses de la Generalidad de Cataluña bajo la apariencia de iniciativas populares espontáneas.
Soroll de sabres (‘ruido de sables’): argumento del repertorio separatista para restar validez a la Constitución española, basado en la supuesta existencia de una amenaza de golpe de Estado militar que habría ensombrecido y condicionado el proceso constituyente de 1978.

 T 
Transició nacional (‘transición nacional’): expresión popularizada por el Ejecutivo de Artur Mas para denominar el proceso de secesión de Cataluña. El 12 de febrero de 2013, con el objetivo de «dotarse del mejor asesoramiento jurídico y político posible en esta materia», según se detalla en el Decreto 113/2013 (DOGC nº 6315), el Departamento de la Presidencia de la Generalidad, encabezado por Francesc Homs, materializó el proyecto secesionista de CiU creando el Consejo Asesor para la Transición Nacional. Pilar Rahola y Salvador Cardús fueron algunos de los designados para formar dicho órgano.
Tribunal Prostitucional (=): manera injuriante de denominar al Tribunal Constitucional cuando emite sentencias desfavorables para la Generalidad de Cataluña. Cuando son beneficiosas para esta, entonces ya no.

 U 
Unionista (=): defensor del orden constitucional y de la unidad de España. Término con connotaciones negativas a raíz del sangriento conflicto sufrido en Irlanda del Norte.

 V 
Vicensvivisme (‘vicensvivismo’): usado para desacreditar la obra del historiador catalán Jaume Vicens Vives (1910-1960) y, por extensión, toda aquella historiografía rigurosa, que contradice los mitos del nacionalismo.
Voluntat popular (‘voluntad popular’): concepto incluido por los separatistas en un axioma de su invención tan difundido como tramposo, para deslegitimar la soberanía nacional y la integridad territorial de España, consagradas en la Constitución: «la voluntad popular prevalece sobre la Ley». Aunque aparentemente impecable, el razonamiento encierra un perverso contrasentido porque en las democracias ―y España lo es, oficialmente reconocida como tal por todos los países y organizaciones internacionales―, las leyes siempre emanan de la voluntad del pueblo: expresada directamente a través de las urnas en el caso de los referéndums, o a través de representantes políticos escogidos de manera periódica para legislar. La Constitución española, Carta Magna y ley de leyes, fue ampliamente refrendada, el 6 de diciembre de 1978, por el 87,78% (15.706.078 sufragios) de los votantes, con una elevada participación del 67.11% (17.873.301) sobre el censo electoral. En Cataluña la participación superó la media española: 67,91%. Y fue una de las regiones que mayor respaldo otorgaron al texto constitucional, mediante un 90,46% de votos afirmativos (2.701.870) de los 2.986.790 emitidos.

 X 
Xarnego (‘charnego’): es esta una de las palabras cuyo significado más variaciones ha experimentado a lo largo de su historia. Y conservando siempre un sentido despectivo. Según el Diccionari Etimològic i Complementari de la Llengua Catalana (‘Diccionario Etimológico y Complementario de la Lengua Catalana’), obra del lingüista barcelonés Joan Coromines i Vigneaux (1905-1997), la expresión procedería de lucharniego, una raza de perro. En origen se aplicaba al hijo habido entre una persona catalana y otra que no, en especial, oriunda de Francia ―lo cual coincidiría cronológicamente con la importante oleada migratoria que en el siglo XVI recibió Cataluña procedente del vecino país galo―.
Con el tiempo, pasó a aplicarse también al hijo surgido de la unión entre un catalán y alguien no catalanoparlante; se extendió luego el término a todo aquel inmigrante castellanoparlante residente en Cataluña, acepción que todavía recoge el Diccionario de la lengua catalana del Institut d’Estudis Catalans (2ª edición en el momento de escribir estas líneas). Hasta que en la actualidad ha acabado por aplicarse ―siempre despreciativamente― incluso a quienes, nacidos o no en Cataluña, se expresan en español.
Los separatistas son esos señores tan democráticos que como cabeza de lista electoral presentaron a un candidato, Raül Romeva, aunque a quien en realidad tenían intención de investir presidente de la Generalidad era a Artur Mas, el cual iba agazapado en la lista como número 4; y que finalmente han colocado al frente del Gobierno autonómico a alguien que el pueblo no eligió: Carles Puigdemont.

Amén de haber estado años haciéndose pasar por filólogo sin tener la correspondiente licenciatura y de alguna otra “hazaña” más, en 1999 Puigdemont cofundó la Agencia Catalana de Noticias (ACN), una empresa financiada con fondos públicos y que ha llegado a tomarnos el pelo hasta el punto que puede comprobarse en este vídeo:
Vamos a ver: parece mentira que después de tantos años elaborándolo, me sienta obligado a realizar esta aclaración. Pero diría que resulta necesaria, según deduzco del comentario de un gentil aunque confundido lector:
    ◦ Este blog no va contra los catalanes ni contra Cataluña.
    ◦ ‘Catalibán’ es una contracción de los términos ‘talibán’ y ‘catalanista’ (¡catalanista!, que no ‘catalán’).
    ◦ Por si quedase alguna duda, el blog lleva por subtítulo: “Crónicas de la yihad separatista”.
    ◦ Pero es que además dedico una sección entera, titulada ¿Qué es un catalibán?, a describirles detalladamente
      (siempre con animus iocandi, claro está). Y donde, entre otras cosas, puede leerse lo siguiente:
«Según la Necional Geographic, un catalibán es un homínido bípedo, originario de Cataluña o acomplejado por
no haber nacido allí».
A estas alturas, el nacionalismo se nutre de casi tantas personas de fuera como de dentro de Cataluña. De hecho, muy destacadas figuras públicas de dicho movimiento político ni siquiera proceden de esta región. Tal es el caso de, por ejemplo: Eduardo Reyes, presidente de Súmate (cordobés); Patrícia Gabancho, escritora y articulista (argentina); Justo Molinero, magnate de los medios de comunicación (cordobés); Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural (francesa); Josep Antoni Duran i Lleida, líder de UDC (oscense); Sor Lucía Caram, religiosa y activista pro secesionista (argentina); Juan Carlos Moreno Cabrera, lingüista (madrileño); Alfons López Tena, líder de Solidaritat Catalana per la Independència (saguntino); Raül Romeva, Consejero de Asuntos Exteriores de la Generalidad y cabeza de lista de Junts pel Sí en las autonómicas del 27-S (madrileño); Marcela Topor, mujer del presidente de la Generalidad Carles Puigdemont y redactora del portal separatista en Internet Catalonia Today (rumana); Ana Surra, diputada en el Congreso por ERC (uruguaya); Matthew Tree, articulista y escritor —«Em defineixo com un independentista». Directe!cat, 28-05-2007— (londinense); Diego Arcos, secretario de la Casa de Argentina en Barcelona (argentino); Belén Murillo, representante de la ANC en Madrid (madrileña); Vicent Partal, director del panfleto Vilaweb (valenciano); Isabel-Clara Simó, escritora y ex candidata del partido separatista SI (alcoyana)... Y así podríamos seguir.