7 AÑOS DE CRÓNICAS EN ‘CATALIBANES’ 
Cada vez que alguien le argumente que la democracia «consiste en votar», puede usted ampliar esta imagen pulsando encima y enseñársela para desmontarle el timo. La democracia comienza por el cumplimiento de las leyes y normas votadas en urnas anteriores. Disfrazar de “demócrata” un vulgar golpe de Estado es cinismo.

Es una lástima que el caballero o la dama que ha depositado un comentario ofensivo hoy, 4 de octubre, a las 14:44 horas, no dejase su nombre para poder dirigirme a él/ella; ni tampoco una dirección electrónica o forma de contacto alguna. Porque le habría respondido que ese truquito cínico de fingir que criticar al nacionalismo es “atacar a los catalanes” ya está muy visto y no cuela. Afortunadamente, Cataluña es mucho más que cuatro colgaos acaudillados por dos golfos y un iluminado, con una bandera cubana tuneada y armando mucho ruido para aparentar una mayoría que no tienen.

11 de diciembre de 2011

Manual del buen catalibán

Hará un par de inviernos, leí un recomendable libro sobre los mercados de valores escrito por el analista financiero y ex comandante del Ejército José Antonio Fernández Hódar, que se titula Manual del buen bolsista. Bueno, pues esto que viene a continuación es algo parecido, pero en versión “paleto”: un compendio de comportamientos que ningún nacionalista de pro debería dejar de cumplir. La lista se abre con este encabezamiento:
«Un camino para avanzar hacia la normalización social y política».
Es decir, que la situación de Cataluña es “anormal”. El descriptivo subtítulo tampoco hay que perdérselo:
«Pequeñas acciones cívicas y sociales que debemos hacer todos los catalanes conscientes para defendernos».
Desconocemos de qué tienen que “defenderse”. Pero como ellos viven en otra dimensión, plagada de invasiones castellanas, expolios, agravios históricos y monstruos imaginarios varios, es muy probable que nunca lleguemos a enterarnos. La suya es una realidad paralela a la nuestra, en la que se debaten librando febril batalla contra molinos de viento un día sí y al siguiente, lo mismo. El documento en cuestión lleva varios años circulando en ambientes fanáticos y por Internet. Ha sido bautizado con el nombre de Fórmula de Girona, y dicta lo siguiente:
«Entorno lingüístico:
1. Hablar catalán con todos, aunque no lo entiendan mucho, y hacer que nuestra lengua sea necesaria para vivir en los Países Catalanes. No cambiar jamás de lengua.
2. Animar a los inmigrantes a hablar en catalán y a integrase haciendo que dejen pronto de ser unos forasteros. Son parte también del futuro de nuestro país.
3. No entrar en tiendas que tengan el rótulo en español, o bien reclamar la lengua propia.
4. Reclamar el uso del catalán en todos sitios: actas notariales, menús de restaurantes, propaganda recibida, estanterías y carteles guía de los supermercados y establecimientos, etc.
5. No pagar facturas, recibos, letras de cambio, tickets de caja, etc. en lengua española si se han reclamado antes en catalán, con el argumento “cada lengua en su país”.
6. Mejorar el dominio de la lengua leyendo prensa, libros y acudiendo al teatro y al cine en catalán.
7. Suscribirse a diarios y revistas catalanas como El Punt, Avui, Serra d'Or, El Temps, L'Avenç, Sàpiens, etc., y Cavall Fort y Tretzevents para los niños.
8. Cambiar los nombres castellanos en el Registro Civil y en el DNI español. Resulta vergonzoso que un Joan sea Juan; una Caterina sea una Catalina; un Jordi, Jorge; o una Roser, Rosario.
9. Catalanizar los apellidos españolizados por la ignorancia y el centrismo de hace siglos. Por ejemplo: Castañer, Alsina, Carreras, Suñer, etc. Mejor con el acuerdo previo de familiares y parientes.
10. Conectar exclusivamente con cadenas de radio y TV catalanas. Nos mejoran el habla».
En el ámbito económico manda hacer:
«1. Denunciar y combatir, de palabra y por escrito, el expolio fiscal que padece Cataluña. Nos empobrece y es el más injusto de Europa, según manifiestan los economistas.
2. Comprar artículos de producción catalana o de los Países Catalanes, y dar preferencia a los etiquetados en catalán. La buena marcha económica nos beneficia a todos.
3. Retirar las cuentas de los bancos españoles, que, si bien hacen un servicio, se llevan lejos los beneficios; hacerse cliente de cajas y bancos catalanes, que incrementan la riqueza del país y realizan Obra Social».

Publicidad de uno de los carnés de identidad ficticios de los Países Catalanes que se comercializan
Para el capítulo denominado «entorno cívico», el último, reserva estas otras edificantes actuaciones:
«1. Hacerse el DNI catalán, utilizarlo siempre. No sacar nunca el carné español. Si nos piden otro documento, hay que identificarse con el carné de conducir.
2. Propagar el DNI catalán entre familiares, amigos y compañeros de trabajo. Debemos lograr que lo tenga y lo utilice entre el 25 % y el 40 % de la población. Por el momento, sólo tenemos una identidad: la propia.
3. Pegar el adhesivo CAT en las placas de matrícula de los vehículos. No podemos dimitir de lo que somos.
4. Ingresar en asociaciones de probada catalanidad, como por ejemplo: Òmnium Cultural, Noves Bases de Manresa, Amics de Joan Ballester, Plataforma per la Llengua, etc., y propagarlas.
5. Presionar a los políticos y a los ayuntamientos para que cambien los nombres de las calles y plazas que resultan no idóneos, o incluso ofensivos, para la catalanidad.
6. Antes de votar en las elecciones, considerar a fondo qué políticos y partidos defenderán siempre los intereses de los Países Catalanes, y cuáles son claramente sucursales del españolismo.
7. En viajes turísticos y de vacaciones, dar preferencia a poblaciones y comarcas de los Países Catalanes. Es muy conveniente conocer bien el propio país.
8. Colocar un banderín de las cuatro barras en vuestra mesa del despacho y en un lugar de honor de vuestro domicilio. En las fiestas de Sant Jordi y el 11 de septiembre, honrar el hogar y las oficinas colgando la bandera en balcones y ventanas.
9. Al franquear las cartas, pegar boca abajo el sello de Juan Carlos de Borbón, que dijo que la lengua española jamás había sido impuesta.
10. Fomentar el baile de la sardana, los castillos humanos, y otras tradiciones y costumbres que honran a nuestra cultura. Apoyar a las asociaciones que las fomentan.
11. Reclamar, de palabra y por escrito, la devolución de los “Papeles de Salamanca” robados a Cataluña en 1939 y retenidos “por derecho de conquista”. Los actos de guerra deben corregirse para que haya paz.
12. Enviar protestas escritas, o por otros medios, a los políticos, periodistas y prensa escrita que se refieran al gobierno español como gobierno central. Nuestro gobierno central es el de la Generalidad.
13. Combatir políticamente para que Cataluña pueda tener selecciones deportivas nacionales.
14. Memorizar y hacer que los niños memoricen poesías patrióticas catalanas.
15. En todos los sitios donde sea apropiado y conveniente, poner el rótulo Can Felip [‘Casa Felipe’, en alusión al Borbón que se alzó con el trono de España tras la Guerra de Sucesión: el rey Felipe V] en el WC».
Escalofriante. La radiografía de la paranoia. Una lectura que es puro descenso hacia los confines del catetismo psicopatológico.

25 comentarios:

  1. estan muy , muy enfermos , tienen el virus de la incultura , y la memez , sin solucion posible

    ResponderEliminar
  2. Y encima no es solo eso, es que hablan de països catalans, enclobando a lso valencianos.. incluso he leido que metienron las fallas como propias de la cultura catalana.. ni el propio hitler lo haría mejor de lo que lo están haciedno estos..

    ResponderEliminar
  3. Los nazis tambien proponían mas o menos las mismas cosas, y mira como acabó Alemania

    ResponderEliminar
  4. Venta a Madrid. Aquí se vive mejor. Yo a Barcelona ya solo voy de vacaciones. Pero eso sí, nada de gastar dinero en garitos separatistas.

    ResponderEliminar
  5. Si la Policía Nacional o la Guardia Civil, viera ese carnet que no tiene ningúna validez se les caería el pelo por varios delitos. Entre ellos: suplantación de identidad... Me dan lástima...

    ResponderEliminar
  6. No se si sentir rabia o pena por ellos....

    ResponderEliminar
  7. Bueno, yo soy catalán no idependentista, pero estoy familiarizado con algunas de las cosas que se comentan y me gustaria aportar algo. No conocía este "manual", ni sé quien lo ha escrito ni nada, pero muy poca gente cumple esto. Sin duda, el autor es extremista. Practicamente nadie hace esto. Respondiendo a algunos de los "anónimos", diré que:
    - ESTOY harto de que nos comparen con nazis. Es parecido a que alguien os llame "fascistas".
    - El echo de decir "països catalans" es porque comparten un pasado histórico y una lengua, y porque hay gente (muy poca)de dichas comunidades que quieren la "independéncia".(aunque yo personalmente no lo veo claro)
    - El carnet no tiene validez, pero no es un delito, es como llevar un carnet de "batman" o algo parecido.

    Por último, me gustaría repetir que prácticamente nadie hace esto, así que espero que no penséis aún más mal de los catalanes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "ESTOY harto de que nos comparen con nazis".
      - Pero el nazismo comenzó de idéntica manera, distorsión y adoctrinamiento.
      "Es parecido a que alguien os llame "fascistas".
      - Que es como nos llaman a los "no nacionalistas".
      "El echo de decir "països catalans" es porque comparten un pasado histórico y una lengua".
      - Lo correcto entonces sería Paises Aragoneses.
      "es como llevar un carnet de "batman" o algo parecido".
      - En castellano se diría "raritos" en inglés "frikies".

      Eliminar
  8. Yo también soy catalán y este manual está escrito por alguien completamente extremista. Un catalán inteligente se ríe de las cosas que pone en este manual, a pesar de las críticas que como catalán he tenido que leer en este blog. Señores españoles quítense de la cabeza que todos los catalanes somos iguales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no. Para nada pensamos que todos los catalanes seáis iguales. Muy al contrario, pienso que sois de lo más variado. De hecho, Cataluña es una de las regiones de España que más afluencia de inmigrantes de otras regiones ha recibido durante los últimos siglos, junto con la ciudad de Madrid, que es la capital. Y sin lugar a dudas la que más ha recibido en el último siglo. Tanto es así, que es la región de España con menos apellidos autóctonos. ¿De dónde desciendes tú? ¿tus padres eran murcianos? ¿andaluces? ¿aragoneses?...

      Eliminar
  9. Es todo un vademecum con respuestas para casi todo, incluidas frases enlatadas de aplicación inmediata. Me quedo con lo de «Al franquear las cartas, pegar boca abajo el sello de Juan Carlos de Borbón, que dijo que la lengua española jamás había sido impuesta.», que no puede ser más infantiloide. Y siempre la fantasmagoría de los Països catalans como telón de fondo.

    Aunque no me atañe directamente, me gustaría hacerle una observación al amable comentarista que es el último Anónimo de los que han intervenido. Fíjese Vd. hasta donde cala la propaganda distorsionante del nacionalismo, por más que sea verdad que la mayoría de los catalanes no hacen caso a estas monsergas: uno de los que antes habían intervernido observó, con razón, que cosas parecidas hacían los nazis, y Vd., que no es de la cuerda de los del panfleto, se da por aludido... ¿Por qué? Pues porque lustros de propaganda separatista lo mueve, como a tantos miles de catalanes, a identificar acríticamente nacionalismo separatista y catalanidad. ¿No se da cuenta? Dice Vd.: «Estoy harto de que nos comparen con nazis.» ¿A quién? ¿A todos los catalanes? ¡Hombre por Dios! Nadie con dos dedos de frente dice eso. Por más que muchos atolondrados o directamente memos hayan embestido al trapo sibilinamente agitado por los separatistas atrayendo una aversión que sólo ellos se merecen hacia todos los catalanes, produciéndose así un círculo vicioso.Por cierto, lo del carné de Batman aplicado aquí es todo un hallazgo.

    Un saludo muy cordial para don Josep Lluís, y para el resto, en especial para el último Anónimo.

    ResponderEliminar
  10. Soy de Barcelona, esto pasa por esta Constitución enemiga de España, hay que suprimir Foralidades, Nacionalidades, Policías Autonomicas, poner el español como única lengua oficial en toda la Nación y la prohíbición de todos los partidos y asociaciones y medios de comunicación que atenten contra la unidad e integridad de España, aparte de centralizar la educación, sanidad, etc.
    Viva Cataluña Española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparte de los separatistas, perores enemigos que gente como tu de la España REAL, es decir, multicultural y multilingüe (mal que te pese, y no esa España uniforme inventada por nazionalistas españoles), no creo que existan. Vosotros sí que sois los verdaderos antiespañoles. En vez de gritar Viva España deberías gritar Viva aquella parte de España que solo me interesa.

      Eliminar
    2. Sí, señor. Y yo, de paso, pondría clases de catalán (igual que de vascuence, como propuso el propio Unamuno, aunque no le hicieron caso) en todo el territorio español. Clases optativas, para quien quiera. Si es patrimonio español, entonces lo es de verdad. Otro gallo hubiera cantado si así se hubiera hecho hace tiempo. Por lo pronto, cuando viniera un catalán separatista con cualquier queja sobre su lengua maltratada, un extremeño o vallisoletano cualquiera le respondería tranquilamente: "Però què dius?"

      Eliminar
  11. Me parece muy fuerte este blog, los comentarios xenofobos hacia lis catalanes entre otros insultos. Es tan triste!

    ResponderEliminar
  12. Mira, si realmente vivierais aquí (Catalunya), no diríais esas payasadas. Soy independentista, militante. Y en ningún momento sigo esas cosas, si que hay gente radical, y inútiles (como en todos lados) pero la mayoría somos tolerantes.
    Queremos proteger nuestra lengua, nuestra cultura y nuestra historia, y queremos un auto-gobierno, utilizando la democracia. Pero gracias a acciones como guardia civiles pegando palizas por hablar catalán, consiguen que la gente se radicalice.
    Pero la mayoría son como yo. Mi novia es de León y española, y nos llevamos de puta madre, solo hay que ser tolerante. Y vosotros no lo sois por lo que veo aquí.
    Queremos que el catalán sea la lengua vehicular en los centros educativos, pero que la gente salga con un perfecto dominio del catalán, castellano e ingles (contra mas idiomas mejor).

    Así que menos decir chorradas y separemos a los radicales con el resto de independentistas, que como pedimos respeto, respetamos a los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, que vivo aquí, en Cataluña (región de España), que no soy fascista, ni unionista, ni ista de ninguna clase, debo advertirte que, entre los independentistas hay muchos, demasiados, radicales, intolerantes y adoctrinados.
      A tu lengua la proteges más no poniéndola encima de todo, que imponiéndola a base de inmersiones linguísticas ni políticas de escarnio contra la lengua española, la llamada vuestra cultura, tiene el mismo valor que la cultura de las demás regiones, y respecto a vuestra historia, me encantaría saber, qué parte de la historia tenéis que defender,
      El catalán es una lengua cooficial en el territorio español, aquí habrás leído que la falacia de la persecuta al catalán es un invento pataleta digno de un niño malcriado y mentiroso además, documentado, el dominio del catalán y el castellano debería ser equitativo igual que el de los demás idiomas, es una cuestión de esfuerzo, no de doctrina. Yo tuve que aprender, hace más de 25 años, literatura castellana en catalán.
      Por tanto, en serio, deja tú de decir chorradas, en serio. Respetad, y seréis respetados.

      Eliminar
    2. Habría que diferenciar entre el concepto tradicional de cultura, que es la cultura subjetiva, la cultura de uno mismo (uno se va cultivando a sí mismo); y la idea de Cultura objetiva, que es un concepto moderno inventado por los filósofos alemanes de finales del XVIII. No es lo mismo la cultura que está en cada uno, que una idea de Cultura en la que hipotéticamente estamos inmersos todos. Este concepto, como digo, es moderno, y es el germen de todos los nacionalismos. El libro "El mito de la Cultura" del filósofo Gustavo Bueno es un estudio serio de esto (por si a alguno de los presentes le interesa lo que digan los filósofos).

      Cultivarse a sí mismo lleva toda una vida, no hay tiempo de defender o imponer nada. Todas las personas a las que su escasa o inexistente dedicación al cultivo espiritual les deja tiempo para "defender" o "promocionar" una supuesta Cultura exterior a ellos, a parte de ser necios ignorantes sin la menor inquietud intelectual, lo que están haciendo es imponerla. Y no ya imponer una Cultura, que al cabo es un concepto moderno confuso e indefinido, sino imponer su propia ignorancia y embrutecimiento. Esto es lo que ocurrió en la Alemania nazi, lo que ocurre hoy en Cataluña, y lo que ocurre (al menos en cierto grado) en casi todo el mundo, incluida España. Brutos hay por todos lados, y excusas no les faltan para extender su envilecimiento.

      Eliminar
  13. no sabeis el respeto que os tenemos no apreciáis nuestro orgullo y nos haces responsables de nuestros fracasos, nosotros os queremos, vosotros nos queréis? me gustaría que cuando de se quema un bosque ,no te esperes saber donde se quema ,pero tu igual que yo te informaron que lo importante nos es como si no donde ,mis arboles(se supone que son míos)se pueden quemar y los tuyos se pueden quemar, pero lo que tu y yo no dejaremos que se quemen, por que nosotros no entendemos del quedar bien nosotros entendemos de lo que no le haces a un hermano.... no le pudes hacer a tu hermano!!! y te confirmo que yo soy catalán me siento catalán y lo primero es mi pueblo, pero me siento orgulloso que vuestra generosidad, que lo que sois nos deja poder hablar. egoistamente me gustaria que tu que te sientes traicionado por lo

    ResponderEliminar
  14. Ojala pronto termine toda esta basura de los secesionismos,en la ComValenciana,lo sufrimos mucho por culpa de partidos como ERC ,ciu etc...que meten pasta de los ciudadanos españoles como inyecciones a la banca,en lugares como la Academia Valenciana de la Lengua(solo les falta decir catalana)que nos intenta exigir la unidad lingüistica,un saludo desde Castelló a los Catalibanes,seguid asi,ppo!!!

    ResponderEliminar
  15. VIVA ESPAÑA

    ESTA GENTE DA ASCO

    ºººººººººººººººººººººººººwwººººººº
    wwwwººwwwwººwwwwººwwwwººwººwººwwww
    wºººººwºººººwººwººwººwººwººwººwººw
    wwººººwwwwººwwwwººwwwwººwwºwººwwww
    wººººººººwººwºººººwººwººwºwwººwººw
    wwwwººwwwwººwºººººwººwººwººwººwººw

    ResponderEliminar
  16. Y no olvidarse de poner la pegatina del BURRO en el coche!

    ResponderEliminar
  17. ¡Ah! Sí, lo de que los independentistas hayan escogido a un burro como símbolo o animal totémico de lo que ellos quieren que sea Cataluña me parece de lo más adecuado. Hay que reconocer que en eso han estado muy acertados.

    ResponderEliminar
  18. Y la fuente de esto?
    porque lo del DNI catalan es una burda manipulacion de algun espanyolista con ganas de guerra, que es lo unico que os gusta.
    A mi me da que todo esto te lo has inventado y te quedas tan ancho. Seria lo que llamariamos mentir y difamar.
    Estais fatal...

    ResponderEliminar

Los separatistas son esos señores tan democráticos que como cabeza de lista electoral presentaron a un candidato, Raül Romeva, aunque a quien en realidad tenían intención de investir presidente de la Generalidad era a Artur Mas, el cual iba agazapado en la lista como número 4; y que finalmente han colocado al frente del Gobierno autonómico a alguien que el pueblo no eligió: Carles Puigdemont.

Amén de haber estado años haciéndose pasar por filólogo sin tener la correspondiente licenciatura y de alguna otra “hazaña” más, en 1999 Puigdemont cofundó la Agencia Catalana de Noticias (ACN), una empresa financiada con fondos públicos y que ha llegado a tomarnos el pelo hasta el punto que puede comprobarse en este vídeo:
Vamos a ver: parece mentira que después de tantos años elaborándolo, me sienta obligado a realizar esta aclaración. Pero diría que resulta necesaria, según deduzco del comentario de un gentil aunque confundido lector:
    ◦ Este blog no va contra los catalanes ni contra Cataluña.
    ◦ ‘Catalibán’ es una contracción de los términos ‘talibán’ y ‘catalanista’ (¡catalanista!, que no ‘catalán’).
    ◦ Por si quedase alguna duda, el blog lleva por subtítulo: “Crónicas de la yihad separatista”.
    ◦ Pero es que además dedico una sección entera, titulada ¿Qué es un catalibán?, a describirles detalladamente
      (siempre con animus iocandi, claro está). Y donde, entre otras cosas, puede leerse lo siguiente:
«Según la Necional Geographic, un catalibán es un homínido bípedo, originario de Cataluña o acomplejado por
no haber nacido allí».
A estas alturas, el nacionalismo se nutre de casi tantas personas de fuera como de dentro de Cataluña. De hecho, muy destacadas figuras públicas de dicho movimiento político ni siquiera proceden de esta región. Tal es el caso de, por ejemplo: Eduardo Reyes, presidente de Súmate (cordobés); Patrícia Gabancho, escritora y articulista (argentina); Justo Molinero, magnate de los medios de comunicación (cordobés); Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural (francesa); Josep Antoni Duran i Lleida, líder de UDC (oscense); Sor Lucía Caram, religiosa y activista pro secesionista (argentina); Juan Carlos Moreno Cabrera, lingüista (madrileño); Alfons López Tena, líder de Solidaritat Catalana per la Independència (saguntino); Raül Romeva, Consejero de Asuntos Exteriores de la Generalidad y cabeza de lista de Junts pel Sí en las autonómicas del 27-S (madrileño); Marcela Topor, mujer del presidente de la Generalidad Carles Puigdemont y redactora del portal separatista en Internet Catalonia Today (rumana); Ana Surra, diputada en el Congreso por ERC (uruguaya); Matthew Tree, articulista y escritor —«Em defineixo com un independentista». Directe!cat, 28-05-2007— (londinense); Diego Arcos, secretario de la Casa de Argentina en Barcelona (argentino); Belén Murillo, representante de la ANC en Madrid (madrileña); Vicent Partal, director del panfleto Vilaweb (valenciano); Isabel-Clara Simó, escritora y ex candidata del partido separatista SI (alcoyana)... Y así podríamos seguir.