7 AÑOS DE CRÓNICAS EN ‘CATALIBANES’ 
Cada vez que alguien le argumente que la democracia «consiste en votar», puede usted ampliar esta imagen pulsando encima y enseñársela para desmontarle el timo. La democracia comienza por el cumplimiento de las leyes y normas votadas en urnas anteriores. Disfrazar de “demócrata” un vulgar golpe de Estado es cinismo.

Es una lástima que el caballero o la dama que ha depositado un comentario ofensivo hoy, 4 de octubre, a las 14:44 horas, no dejase su nombre para poder dirigirme a él/ella; ni tampoco una dirección electrónica o forma de contacto alguna. Porque le habría respondido que ese truquito cínico de fingir que criticar al nacionalismo es “atacar a los catalanes” ya está muy visto y no cuela. Afortunadamente, Cataluña es mucho más que cuatro colgaos acaudillados por dos golfos y un iluminado, con una bandera cubana tuneada y armando mucho ruido para aparentar una mayoría que no tienen.

16 de enero de 2016

Presidente por accidente

Anda la secta cabreada porque al “desconocido” elegido por el dedazo de Artur Mas —que no por el pueblo— para sustituirle al frente de la Generalidad como resultado de su rendición ante el chantaje de la CUP, pronto han empezado a desenterrarle su pasado. Y eso de mostrar la tramoya de cartón piedra de la nacioncita de pitiminí en ciernes, donde todo se nos ha venido presentando como pacífico, democrático, sonriente y dulzón, es cosa que les descompone sobremanera.

La presidenta del Parlamento regional, Carme Forcadell, inviste presidente a Puigdemont mediante una fórmula
de juramento del cargo ilegal y mamarrachenta, en un
salón del Palacio de la Generalidad donde previamente
se había tapado el retrato del Rey con un velo negro
De Carles Puigdemont —así se llama— estamos enterándonos de alarmantes aspectos; como que durante años ha estado vendiéndose en su currículum como filólogo cuando en realidad jamás obtuvo esa titulación universitaria, según explica Carles Enric López desde Crónica Global en su artículo: «Puigdemont, ¿un licenciado o un bachiller?» (15-01-2016).

Pero la peor irritación, aquello que con mayor cólera ha lanzado a cuantos ideólogos y periodistas orgánicos cobran del Régimen a arroparle entre histéricos bramidos, en los medios subvencionados (¡hipersubvencionados!) y a través de las redes sociales, está siendo la recuperación y circulación de declaraciones suyas, reveladoras de una mentalidad tan fanática como radical. En especial, una frase proferida dos años antes de su investidura, el 16 de marzo de 2013:
«Los invasores serán expulsados de Cataluña».
Cínicamente alegan en su defensa que no hacía sino recitar un texto ajeno, del escritor Carles Rahola, referidos a la participación militar extranjera en el bando franquista. Pero es que el ahora presidente de la Generalidad no soltó eso precisamente en un simposio sobre la Guerra Civil; ni rodeado de historiadores, dentro de una didáctica tertulia sobre nuestra más reciente contienda. Puigdemont pronunció estas palabras en un marco y un contexto bien distintos. Así que el endeble argumento no cuela.

Un lector habitual de Dolça Catalunya que firma sus comentarios bajo el nombre F:Llopis, ha elaborado un formidable análisis del asunto en dicho blog:
«Esta es, textualmente, la frase de Carles Rahola que, citada por el nuevo President de la Generalitat [sic], tanta polémica ha despertado.
»“Els alemanys, junt amb els italians, es dediquen avui a la destrucció metòdica, científica i sistemàtica de Catalunya i les altres terres germanes. I avui, com ahir, la nostra esperança d’alliberament és ferma i fervorosa. Els invasors seran foragitats de Catalunya, com ho foren de la pacífica Bèlgica, i la nostra terra tornarà a ésser, sota la República, en la pau i el treball, senyora de la seva llibertat i els seus destins”. [‘Los alemanes, junto con los italianos, se dedican hoy a la destrucción metódica, científica y sistemática de Cataluña y las otras tierras hermanas. Y hoy, como ayer, nuestra esperanza de liberación es firme y fervorosa. Los invasores serán expulsados de Cataluña, como lo fueron de la pacífica Bélgica, y nuestra tierra volverá a ser, bajo la República, en la paz y el trabajo, señora de su libertad y sus destinos’]. — Carles Rahola, “L’Heroisme”, L’Autonomista, 6 d’agost de 1938.
»En referencia a la misma, cabría hacer varias consideraciones:
»-Es significativo que Rahola (tío abuelo de Pilar Rahola) hablara de que Catalunya [sic] estaba siendo ‘invadida’ por los alemanes y los italianos, sin hacer la más mínima mención a los soviéticos o a los brigadistas internacionales (¿ó [sic] es que estos últimos eran catalanes de ‘socarrel’, de pura cepa?).
»-Es significativo que Rahola hable de los bombardeos sobre Girona [sic] como si de una guerra internacional se tratase. Son los alemanes y los italianos los que están invadiendo nuestra tierra, y no se trata de una guerra civil —por bien que ambos bandos buscasen sus respectivos apoyos en el exterior— que divide a hermanos contra hermanos, a compatriotas contra compatriotas. Y es que, si Rahola no hubiese falseado la realidad en sus artículos, hubiese necesariamente tenido que reconocer que los bombardeos de los que se quejaba formaban parte de un conflicto en el que los españoles luchaban contra los españoles y los catalanes contra los catalanes. Esto es lo que Carles Rahola y demás fanáticos nacionalistas (los de antes y los de ahora) jamás querrán reconocer. Rahola jamás podía admitir que muchos catalanes, muchos gerundenses, varios miembros incluso de su propia familia. dieran soporte al bando de los ‘malos’, al de los ‘invasores’. Para Rahola Cataluña era unívoca. No podía existir una Cataluña distinta a la suya. Sólo quien como él pensaba era un auténtico catalán. El resto eran ‘invasores’. O, peor aún, ni siquiera existían.
»-Obviamente, cuando Carles Puigdemont sacó a relucir esta frase en un acto de la ANC en 2013 no lo hizo pensando en los alemanes ni en los italianos de 1938. Ni en ningún otro peligro inminente de invasión extranjera de Cataluña. ¿Quiénes son, pues, los ‘invasores’ actuales a los que Puigdemont implícitamente se refería y a los que habría que expulsar de nuestra tierra? Está clarísimo: Los [sic] catalanes (y resto de españoles) que no pensamos como él. Los que no somos independentistas. Por desgracia, el tiempo pasa, pero ciertas ideas (desde Carles Rahola a Carles Puigdemont) permanecen inalterables. Y aún son más graves en el caso del segundo pues, en el caso del primero, por lo menos podríamos esgrimir como excusa que, efectivamente, su ciudad estaba siendo bombardeada (toda mi familia sufrió dichos bombardeos, pues residía en Girona, y podría dar muchos detalles en torno a los mismos, así como en torno al ‘terror rojo’ en la ciudad, del cual nadie ahora quiere acordarse)».
Efectivamente el sucesor de Mas en el cargo y por aquel entonces alcalde de Gerona por CiU, estaba discursando, el 16 de marzo de 2013, en la segunda convención de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Organización que un año después redactó y aprobó en Tarragona una “hoja de ruta” de carácter golpista encaminada a la proclamación unilateral de la secesión, que, junto con otras acciones insurreccionales, había «de concretarse en elementos como el control, por parte de las autoridades [autonómicas, se entiende], de las grandes infraestructuras y fronteras —puertos, aeropuertos,...—, la seguridad pública, las comunicaciones, etc.»; y cuya máxima dirigente, Carme Forcadell, delimitó públicamente con diáfana claridad en un mitin quiénes eran catalanes y quiénes de ningún modo merecían ostentar tal condición:
«Nuestro adversario es el Estado español, hemos de tenerlo muy claro; y los partidos españoles que hay en Cataluña, como Ciudadanos y el Partido Popular, que no debería llamarse Partido Popular “de” Cataluña, sino Partido Popular “en” Cataluña. Por lo tanto, estos son nuestros adversarios. El resto, somos el pueblo catalán. Y el resto somos quienes conseguiremos la independencia».

2 comentarios:

  1. Este mamarracho no es mas que un oportunista títere del clan Mas-Pujol. Las cosas en Cataluña seguirán exactamente igual. Es extraño que a nadie haya sorprendido la pasividad del gobierno central (ya desde González) ante los abusos, manejos y atropellos de los nacionalistas en Cataluña. Es simple, a los politicastros que hemos tenido por presidentes de gobierno y a sus camarillas les interesa que en Cataluña pase lo que pasa y además saben perfectamente que la sangre nunca llegará al rio, ni van a declarar la independencia ni van a hacer nada más que machacar a los hispanoparlantes, chupar hasta la médula a TODOS los contribuyentes y gastar y despilfarrar a manos llenas.

    ¿Como se entiende que el gobierno esté solo "estudiando" la ilegalidad de un "president" que es "president" sin prometer fidelidad a la Constitución? Esto es por si solo razón sobrada para suspender la autonomía catalana y procesar al Puigmierda ese pero no. Han sucedido mil cosas que han sido y son motivo para la suspensión de la autonomía y sin embargo no se ha hecho nada, ¿porqué?.
    El gobierno español y la corona son absolutamente cómplices de lo que ha pasado y está pasando en Cataluña, Vascongadas y en menor escala en otras regiones. ¿Solución? no la veo por ninguna parte a no ser que desde Bruselas tomaran cartas en el asunto lo que en este momento es muy poco probable.

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo, que desmonta otro bulo más (y van unos cuantos) del "prusés" nazionanista y de sus estómagos agradecidos, en este caso uno del pasteleo, en toda la amplitud del término. Las instituciones oficiales catalanas han llegado a un nivel de esperpento tal que harían la competencia sin problemas al "Salvame de luxe" y similares. Una vuelta de tuerca más a la deriva indepe, con juramentos dignos de fraternidades kappa-épsilon americanas (todo por no mencionar a la Constitución entre otros dislates), un "president" que pasaba por allí y que nadie ha votado que, como no podía ser de otra manera, sigue a pies juntillas el dogma instituido, despotricando y ridiculizando al gobierno español ("en funciones" según el Metternich del brioche) y luego se queja amárgamente de que no le llaman desde Madrid para felicitarlo (este tío es tonto o lo han hecho de encargo). Yo pensaba que ya habíamos tocado fondo con el tema pero veo que no hemos llegado ni a profundidad de periscopio. Propongo como "President" alternativo de la Generalitat a Carmen de Mairena: tendrá una tocaya forca con la que departir amigablemente y como mínimo el cachondeo estará asegurado sin tenerse que ir al Cangrejo Loco.



    como bien citáis "pacífico, democrático, sonriente y dulzón"

    ResponderEliminar

Los separatistas son esos señores tan democráticos que como cabeza de lista electoral presentaron a un candidato, Raül Romeva, aunque a quien en realidad tenían intención de investir presidente de la Generalidad era a Artur Mas, el cual iba agazapado en la lista como número 4; y que finalmente han colocado al frente del Gobierno autonómico a alguien que el pueblo no eligió: Carles Puigdemont.

Amén de haber estado años haciéndose pasar por filólogo sin tener la correspondiente licenciatura y de alguna otra “hazaña” más, en 1999 Puigdemont cofundó la Agencia Catalana de Noticias (ACN), una empresa financiada con fondos públicos y que ha llegado a tomarnos el pelo hasta el punto que puede comprobarse en este vídeo:
Vamos a ver: parece mentira que después de tantos años elaborándolo, me sienta obligado a realizar esta aclaración. Pero diría que resulta necesaria, según deduzco del comentario de un gentil aunque confundido lector:
    ◦ Este blog no va contra los catalanes ni contra Cataluña.
    ◦ ‘Catalibán’ es una contracción de los términos ‘talibán’ y ‘catalanista’ (¡catalanista!, que no ‘catalán’).
    ◦ Por si quedase alguna duda, el blog lleva por subtítulo: “Crónicas de la yihad separatista”.
    ◦ Pero es que además dedico una sección entera, titulada ¿Qué es un catalibán?, a describirles detalladamente
      (siempre con animus iocandi, claro está). Y donde, entre otras cosas, puede leerse lo siguiente:
«Según la Necional Geographic, un catalibán es un homínido bípedo, originario de Cataluña o acomplejado por
no haber nacido allí».
A estas alturas, el nacionalismo se nutre de casi tantas personas de fuera como de dentro de Cataluña. De hecho, muy destacadas figuras públicas de dicho movimiento político ni siquiera proceden de esta región. Tal es el caso de, por ejemplo: Eduardo Reyes, presidente de Súmate (cordobés); Patrícia Gabancho, escritora y articulista (argentina); Justo Molinero, magnate de los medios de comunicación (cordobés); Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural (francesa); Josep Antoni Duran i Lleida, líder de UDC (oscense); Sor Lucía Caram, religiosa y activista pro secesionista (argentina); Juan Carlos Moreno Cabrera, lingüista (madrileño); Alfons López Tena, líder de Solidaritat Catalana per la Independència (saguntino); Raül Romeva, Consejero de Asuntos Exteriores de la Generalidad y cabeza de lista de Junts pel Sí en las autonómicas del 27-S (madrileño); Marcela Topor, mujer del presidente de la Generalidad Carles Puigdemont y redactora del portal separatista en Internet Catalonia Today (rumana); Ana Surra, diputada en el Congreso por ERC (uruguaya); Matthew Tree, articulista y escritor —«Em defineixo com un independentista». Directe!cat, 28-05-2007— (londinense); Diego Arcos, secretario de la Casa de Argentina en Barcelona (argentino); Belén Murillo, representante de la ANC en Madrid (madrileña); Vicent Partal, director del panfleto Vilaweb (valenciano); Isabel-Clara Simó, escritora y ex candidata del partido separatista SI (alcoyana)... Y así podríamos seguir.