8 AÑOS DE CRÓNICAS EN ‘CATALIBANES’ 
⚠ ÚLTIMA HORA: Recopilación de artículos —440 escritos, en formato PDF— del presidente racista Quim Torra que ha realizado un informático de Granada en previsión de que los borrara. «No estáis solos», es su mensaje para quienes combatimos al separatismo en esta maltrecha región de España: https://drive.google.com/drive/folders/1wsBu32dkkimBvx8PK837SYZGU1KiJqGs.

1 de febrero de 2018

Tractoruña

23 de enero del corriente: una usuaria publica en Facebook un vídeo denuncia sobre una de las tantas mamarrachadas de Carles Puigdemont en la capital belga, donde el ex presidente golpista permanece huido desde hace ya tres meses. Apenas cuatro minutos transcurren hasta que un separatista escocido asoma en el muro de esta para despotricar:
«Como chinchan dejar en paz s Cataluña y luchar por lo vuestro que bastante tenéis la spain disney [sic]».
Sin nada mejor que hacer en aquellos momentos, me lanzo a responderle; y con no poca sorna:
«“Ayyyyyy, jooooo. ¡Dejadle en paaaaz!”. Mira, Santi: como todavía no he hecho mi buena acción del día voy a demostrarte que, pese a vuestras falsas acusaciones, los no nacionalistas no somos “catetos” y corregiré gramaticalmente tu deposición para que aprendas a escribir: “Cómo chinchan. Dejad en paz a Cataluña y luchad por lo vuestro, que bastante tenéis la Spain Disney”. Y una vez corregido te diré que eso de identificar “Cataluña” con “separatismo”, de manera que presentáis toda crítica al prófugo de la Justicia Puigdemont, El Dioni de Gerona, como ataques contra Cataluña y contra los catalanes, es un truquito casposo que ya está muy visto y no cuela. No pierdas más tiempo en Facebook y vuelve al cole».
El 21 de diciembre de 2017, fecha de las últimas elecciones autonómicas, la localidad barcelonesa de San Feliú de Llobregat amaneció
con varios individuos abrazados a árboles de la Plaza del Ayuntamiento y forrados con plásticos amarillos, para exigir la liberación de
los golpistas encarcelados, a quienes cínicamente califican de ‘presos políticos’

Lo cual originó entre él y yo algo parecido a un diálogo, grotesco, que transcribo textualmente a continuación y donde el significado de numerosas palabras de mi interlocutor (a quien por piedad mantendré en el anonimato) a menudo es necesario inferirlo del contexto debido a su catastrófica ortografía:
LA CRIATURITA: «Los catalanes pasamos de la España cobarde llena de parásitos. Mucha banderita pero no defendéis lo vuestro».
MENDA: «¿“Los catalanes”? ¿Quién te ha dado a ti permiso para hablar en nombre de los catalanes? ¿Les representas acaso? Y “cobarde”, cobarde... lo que se dice cobarde... más bien ese del vídeo, que ha salido huyendo a esconderse en Bruselas».
C: «Es muy fácil criticar lo que no se entiende».
M: «Yo entiendo perfectamente la situación de Cataluña porque vivo en Cataluña. Y te la explico enseguida: una panda de garrulos totalitarios se han alzado contra la legalidad. Explicado queda».
C: «Mucho 155 mando y ordeno».
M: «Exactamente, un artículo constitucional plenamente legal, similar al que existe en otras muchas Constituciones del mundo para este tipo de desobediencias. Como por ejemplo, en la Carta Magna de Alemania».
C: «Hay que respetar las ideas con el gobierno que tenemos no vamos bien hay que cambiar».
M: «“Hay que respetar las ideas”. ¡Ah!, ¿sí? ¿Igual que las respetáis vosotros los nacionalistas? [y le enlazo la escalofriante sección de este blog Violencia integrista, que recopila numerosas agresiones y amenazas perpetradas por sus correligionarios]. Hay que respetar las ideas. Y se os respetan. Y no solamente son respetadas vuestras ideas secesionistas sino que hasta pagamos auténticos dinerales a gente como Gabriel Rufián y Joan Tardà para que vayan a Madrid, al Congreso de los Diputados, a exponerlas. Pero que una minoría nos impongáis a una mayoría vuestro ideario supremacista y tractoril es cosa distinta. ¡Vosotros los de la banderita estrellada sois quienes no respetáis las ideas de la mayoría!».
C: «Pues nada a callar y sufrir. Es la España del futuro».
M: «Te fastidias. Vete a Bruselas con Puchi si no te gusta esto».
C: «Pues eso parásitos pero cada vez hay mas y no se pone remedio».
M: «¿Por “parásitos” te refieres por ejemplo al Presidente de la Generalidad, que cobra el doble que el Presidente del Gobierno de España? ¿O a los Consellers quizás, que cobran bastante más que Rajoy?».
C: «Prefiero quedarme en Cataluña y luchar por lo nuestro. Por lo menos hvemos aigop. Hacer si nos sacamos el lastre de encima. Alos del pp. Tu presidente. Y a tu rey».
M: «Mi rey y mi presidente, sí. Como en muchos países donde también hay monarquía (Gran Bretaña, Dinamarca, Suecia, Holanda, Noruega, etc.), y como en todos los países del mundo, donde tienen presidente del Gobierno o del Ejecutivo. ¿Este es siempre tu nivel dialéctico, tu capacidad de debatir? ¿O es que te has tomado algo?».
C: «Pues eso pa ti la perra gorda».
M: «Eres de pena, chaval. Sinceramente, no entiendo en qué os basáis para creeros superiores al resto de los españoles. Jamás lo comprenderé».
C: «Superiores no mas éticos. Y mas guapos. Bueno me boy a trabajar un rato ya abkamos luego».
M: «¡Vaya tela! Sí, chaval: “Bete” (con B) a trabajar, sí. Y ya luego si acaso “Ablamos” (sin H). Este es el nivel que imparte la Generalidad en Cataluña en los colegios e institutos: tíos que no saben ni siquiera escribir para que permanezcan lo más ignorantes posible, y así poder manipularlos con facilidad. Tipos incapaces de razonar y debatir; que se limitan a ir saltando de eslogan en eslogan y de mantra en mantra a medida que se los vas desmintiendo con datos. Masa aborregada por el régimen nacionalista desde su más tierna infancia a través del sistema educativo. Qué lástima de región».
Una hora y media después, tan agudo oponente regresó para hacerse la víctima expresando resignación y paciencia con esta especie de suspiro mal escrito:
«Hay señor».
Impresionante, señores. Pero ¡atención!, atención a lo que viene ahora porque no es asunto menor: a la derecha, en el vídeo, unos reporteros de Antena 3 que andaban por Barcelona captan con su cámara una fulminante conversión al separatismo para el programa Espejo Público: «No la quería [la secesión], pero me han convencido esta noche», detalla esta moza de mirada sagaz. Quien es rotunda al asegurar que España les quita «dinero» a los catalanes:
«Nos están robando lo que es nuestro. […] Un chico me lo ha razonado todo en una hora».
En esta clase de mentalidades han arraigado los dogmas y engañifas; estas son las mentalidades que han fabricado 40 años de régimen nacionalista.

5 comentarios:

  1. Esta gente no tiene solución. Son peores que borregos.
    Saludos y ánimos.

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo tu escrito, con tu permiso lo comparto en FB. Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Cuál es tu página de FB por favor? No la veo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque sigo como norma no responder jamás a los comentarios de los lectores para evitar discusiones estériles, hago una excepción comunicándole que este blog carece de página en Facebook: la cuenta desde la cual “departí” con semejante elemento es particular mía, y rara vez incluyo en esta contenidos políticos. Quedo a su disposición para cuanto desee a través del correo electrónico enlazado abajo (en Contacto). Gracias y un saludo, Little.

      Eliminar
  4. Yo es que ya no pierdo más el tiempo con esta gente. Cometí el error hace tiempo en Google, donde un (ya no me acuerdo del nombre) "simpatizante" del amarillo y yo estuvimos intercambiando, yo mi humilde pensamiento, él ni tan siquiera eso, o si, su encefalograma plano, durante unas cuantas semanas. A cualquier pregunta que yo le hacía el no me contestaba nunca, y se iba siempre por los cerros de Úbeda, que es lo mismo que decir que su intención no era un intercambio de ideas o pensamientos, sino agotar al oponente por la vía del sinsentido y lo obtuso. Lo suyo es el sentimiento, ya lo dicen muy ufanos y convencidos y ya se sabe que lo que atañe a los sentidos no se puede explicar fácilmente de manera racional. El gran "mérito" de los voceros indepes ha sido calar en Tractorluña con el sentimiento, no con el raciocinio, porque tampoco su electorado medio se lo demandaba.

    ResponderEliminar

Los separatistas son esos señores tan democráticos que como cabeza de lista electoral presentaron a un candidato, Raül Romeva, aunque a quien en realidad tenían intención de investir presidente de la Generalidad era a Artur Mas, el cual iba agazapado en la lista como número 4; y que finalmente han colocado al frente del Gobierno autonómico a alguien que el pueblo no eligió: Carles Puigdemont.

Amén de haber estado años haciéndose pasar por filólogo sin tener la correspondiente licenciatura y de alguna otra “hazaña” más, en 1999 Puigdemont cofundó la Agencia Catalana de Noticias (ACN), una empresa financiada con fondos públicos y que ha llegado a tomarnos el pelo hasta el punto que puede comprobarse en este vídeo:
Vamos a ver: parece mentira que después de tantos años elaborándolo, me sienta obligado a realizar esta aclaración. Pero diría que resulta necesaria, según deduzco del comentario de un gentil aunque confundido lector:
    ◦ Este blog no va contra los catalanes ni contra Cataluña.
    ◦ ‘Catalibán’ es una contracción de los términos ‘talibán’ y ‘catalanista’ (¡catalanista!, que no ‘catalán’).
    ◦ Por si quedase alguna duda, el blog lleva por subtítulo: “Crónicas de la yihad separatista”.
    ◦ Pero es que además dedico una sección entera, titulada ¿Qué es un catalibán?, a describirles detalladamente
      (siempre con animus iocandi, claro está). Y donde, entre otras cosas, puede leerse lo siguiente:
«Según la Necional Geographic, un catalibán es un homínido bípedo, originario de Cataluña o acomplejado por
no haber nacido allí».
A estas alturas, el nacionalismo se nutre de casi tantas personas de fuera como de dentro de Cataluña. De hecho, muy destacadas figuras públicas de dicho movimiento político ni siquiera proceden de esta región. Tal es el caso de, por ejemplo: Eduardo Reyes, presidente de Súmate (cordobés); Patrícia Gabancho, escritora y articulista (argentina); Justo Molinero, magnate de los medios de comunicación (cordobés); Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural (francesa); Josep Antoni Duran i Lleida, líder de UDC (oscense); Sor Lucía Caram, religiosa y activista pro secesionista (argentina); Juan Carlos Moreno Cabrera, lingüista (madrileño); Alfons López Tena, líder de Solidaritat Catalana per la Independència (saguntino); Raül Romeva, Consejero de Asuntos Exteriores de la Generalidad y cabeza de lista de Junts pel Sí en las autonómicas del 27-S (madrileño); Marcela Topor, mujer del presidente de la Generalidad Carles Puigdemont y redactora del portal separatista en Internet Catalonia Today (rumana); Ana Surra, diputada en el Congreso por ERC (uruguaya); Matthew Tree, articulista y escritor —«Em defineixo com un independentista». Directe!cat, 28-05-2007— (londinense); Diego Arcos, secretario de la Casa de Argentina en Barcelona (argentino); Belén Murillo, representante de la ANC en Madrid (madrileña); Vicent Partal, director del panfleto Vilaweb (valenciano); Isabel-Clara Simó, escritora y ex candidata del partido separatista SI (alcoyana)... Y así podríamos seguir.